Categorized | General, Temporada 2017

2017 FORMULA 1 PETRONAS MALAYSIA GRAND PRIX (Previa)

El circuito callejero de Marina Bay, oficialmente Marina Bay Street Circuit1​ y también conocido como el circuito urbano de Singapur, es un circuito de carreras callejero que recibe al Gran Premio de Singapur de Fórmula 1 a partir de la temporada 2008.

El Gran Premio se celebra en el trazado urbano de la ciudad-estado de Singapur, transcurriendo a través de las calles de esta.

El trazado mide 5,2 kilómetros, y tiene 23 curvas, siendo la carrera en el sentido contrario a las agujas del reloj. Se pueden alcanzar altas velocidades en el circuito, en rectas como la de Esplanade Drive o Raffles Boulevard. La pista pasa por debajo de una de las gradas del circuito, creando así un túnel como Mónaco.

MARINA BAY STREET CIRCUIT

-Longitud del trazado: 5,065 kilómetros

-Distancia total de carrera: 308,828 kilómetros

-Número de vueltas: 61

-Pole en 2016: 1:42.584 (Nico Rosberg)

-Vuelta rápida en 2016: 1:47.187 (Daniel Ricciardo)

-Récord de vuelta: 1:47.187 (Daniel Ricciardo, 2016)

-Distancia hasta la primera curva: 200 metros

-Recta más larga del circuito: Entrando a la curva 7 (832 metros)

-Velocidad punta alcanzada: 305 kilómetros (entrando a la curva 5)

-Tiempo con el acelerador pisado a fondo: 47% de la vuelta

-Consumo de combustible: 1,9 kilos por vuelta (bastante alto)

-Cambios de marcha: 80 por vuelta / 4.880 en carrera

 

Singapur tuvo el honor de acoger el primer Gran Premio nocturno de la historia de la Fórmula 1. Esta particularidad, junto con su trazado urbano con el horizonte de la ciudad como telón de fondo han creado un GP espectacular y de gran ambiente, que además por su horario puede ser retransmitido a una hora apropiada para las audiencias de las televisiones europeas. Utilizando vías públicas alrededor de la zona de Marina Bay, el circuito utiliza potentes sistemas de iluminación para garantizar la seguridad

Esos 50 puntos que sumó el tres veces campeón del mundo lo colocaron en el liderazgo del Mundial por primera vez en la temporada, situación que Vettel está obligado a revertir para seguir con ilusiones de pelear por el título.

 

Marina Bay cuenta con las dificultades de un circuito urbano: poco agarre, unos impasibles muros laterales y escasas oportunidades de adelantamiento. Las curvas de 90 grados en segunda y tercera predominan en un circuito de solo 5 km, lo que hace que el ritmo no sea especialmente rápido. Con unos tiempos por vuelta que rondan el 1:50 y una probabilidad bastante alta de aparición de un safety car, es la carrera con más opciones de terminar por el límite de dos horas de duración, en lugar de por distancia.

Singapur es, por supuesto, una carrera en la que se requiere la máxima carga aerodinámica y el frecuente uso de los pianos también necesita un coche bastante blando. Es una carrera exigente con los frenos, no porque tenga un punto con una frenada a vida a muerte, sino porque los frenos se usan mucho durante todo el circuito.

También es una carrera muy complicada para los miembros del equipo y los pilotos. A pesar de que una temperatura nocturna debería ser sinónimo de bajas temperaturas, el mercurio no baja de los 30°C. Si se suma a la alta humedad y lo larga que puede ser la carrera, es el circuito de mayor desgaste para los pilotos, y en el que llegan a perder varios litros de volumen a lo largo de la carrera.

Los ingenieros se refieren al Marina Bay Circuit como una versión más extrema de Mónaco porque es más largo, más bacheado y hace más calor que en las calles retorcidas del Principado. Hay muy pocas curvas largas. La mayoría son de un máximo de 90 grados, lo que permite a los pilotos ser muy agresivos con su dirección. Pero la manera más obvia de saber si un piloto está en forma es viendo como de cerca pasan de los muros al entrar y salir de las curvas.

 

 

Es la carrera ‘Rara’ de las carreras de F1… y mientras carreras bajo los focos no es un problema para los pilotos, el compromiso físico del evento si lo es. Un sin fin de 23 esquinas – más que cualquier otro circuito actual – se combinan con altísimas temperaturas extremas y la humedad ambiente para formar un desafío supremo no sólo a la aptitud de los pilotos, sino también sus facultades de concentración y resistencia mental. Hay numerosos ‘toques’, las oportunidades de adelantamiento son pocas, las paredes implacables nunca están lejos y por lo menos una aparición del coche de seguridad es casi segura. No es de extrañar entonces que sólo los mejores tienden a ganar aquí.

 

Zonas de DRS

El punto de detección de la primera zona estará 230m antes de la curva cinco con el punto de activación 50m después del vértice de la curva cinco. El segundo punto de detección estará 80m antes de el vértice de la curva 22 con el punto de activación 45m después del vértice de la curva 23.

 

Una de las claves – la curva 7

Uno de los pocos lugares que se puede pasar en Singapur es sin duda la curva 7. A la izquierda de 90 grados que llega al final de la parte más rápida del circuito: el largo y derecho barrido a través de la curva 6 que forma la primera pista dos zonas DRS. Los pilotos se acercan a la octava velocidad a unos 320 km/h, antes de frenar fuertemente a 120 km/h en la tercera. 

Carrera de campeones

Si Valtteri Bottas, Daniel Ricciardo o Max Verstappen salen victoriosos este fin de semana, podría ser un buen augurio para sus carreras en la F1. Todos los pilotos que han ganado en Singapur han sido, o han pasado a ser, campeones del mundo. Por supuesto, eso significaría superar a Sebastian Vettel, un hombre cuya afinidad con el circuito iluminado es incomparable, y cuyo coche Ferrari es favorito entre los expertos para ser la máquina más rápida aquí en 2017.

 

¿La tercera es la vencida para Ricciardo?

Entre ellos, Sebastian Vettel y Lewis Hamilton tienen dos tercios de las posiciones de la pole alcanzadas en Singapur. De los otros pilotos actuales, sólo Fernando Alonso y Felipe Massa han salido de P1 aquí, tanto en una sola ocasión. El piloto de Red Bull, Daniel Ricciardo, fue tercero en la parrilla en 2014, segundo en 2015 y de nuevo en la primera fila el año pasado. ¿Podría ir un poco mejor en 2017? Basado en la velocidad que mostró la última vez en Italia, ¡todo es posible!

Compuestos

Para este Gran Premio, Pirelli ha decidido contar con el compuesto ultrablando (color violeta), el superblando (color rojo) y el blando (color amarillo), siendo la séptima vez que la marca italiana apuesta por esta elección en 2017.

 

 

 

Perlitas de éstos 10 años en Singapur

 

La participación de los frenos durante el GP

Las 23 curvas de la trayectoria que requiere el uso de los frenos 15 veces por vuelta, valor de registro para el campeonato: entre todas las otras 19 pistas alcanza 12 de frenado en alrededor de solamente Monaco mientras Baku, Budapest y Abu Dhabi llegan a 11 y las restantes tienen valores más bajos. 

De registro es también el tiempo de frenado, más de 22 segundos por vuelta, mientras que el porcentaje de utilización de los frenos es de 23 por ciento de la duración total de la carrera, idéntico al valor de Mónaco. También es alta la energía disipada durante el frenado: algo así cómo 234 kWh durante los GP, lo que equivale al consumo de electricidad de 138 habitantes de Singapur.

La tortuosidad extrema de la ruta de acceso contiene las desaceleraciones máximas por debajo de 4,8 g en 7 curvas de este valor cae por debajo de 4 g, la generación de un medio por vuelta de deceleración de 3,8 g. Desde el principio hasta la bandera a cuadros cada piloto ejerce una carga total sobre el pedal de casi 120 toneladas: dicho en otras palabras, por cada minuto de la carrera es mayor que el esfuerzo por tonelada.

 

 

 

 

 

Race Edit 2016

 

 

Realizada por Gustavo M. Antonio para La Maxima. net

 

Comentarios cerrados.

Advert

The Formula 1 Widget
requires Adobe Flash
Player 7 or higher.
To view it, click here
to get the latest
Adobe Flash Player.

Etiquetas

Seguinos en Instagram @lamaximanet