Categorized | General

2017 – FORMULA 1 – GRAN PREMIO HEINEKEN D’ITALIA

El Gran Premio de Italia es una de las carreras de Gran Premio más antiguas, con su primera edición disputada en el año 1921. El Gran Premio de Italia forma parte de la Fórmula 1 desde su inicio en 1950 siendo la tercera pista de carrera permanente en la existencia de la Fórmula 1 y, junto con el Gran Premio de Gran Bretaña, son los únicos que han estado en el calendario todos los años.

Todas salvo cinco ediciones del Gran Premio de Italia se han corrido en Monza, un autódromo construido en 1922 específicamente para albergar la carrera. En la carrera de 1923, participó Harry A. Miller con su automóvil “American Miller 122” manejado por el conde Louis Zborowski.

El circuito original consistía en un óvalo de 4,5 km y un circuito mixto de alta velocidad de 5,5 km, que compartían la recta principal y se utilizaban combinados mediante un puente. En 1962, la Fórmula 1 dejó de utilizar la sección oval y pasó a disputar el Gran Premio de Italia en el circuito mixto de 5,8 km, al que se le fueron agregando chicanas. No obstante, el trazado continuó siendo de los más rápidos del calendario de la Fórmula 1; el colombiano Juan Pablo Montoya ostenta el récord de vuelta con un tiempo de 1’19.525 realizado en el año 2004, superando los 262 km/h de velocidad promedio.

 

Desde que Hockenheim fue rediseñado, Monza no ha pasado desapercibida en el calendario de la F1 (y de otras competiciones) por ser la meca de la velocidad ultrarrápida. Se la ha llevado gracias a unas curvas allanadas y por sobrepasar, de lejos, los parámetros normales que requiere un circuito moderno en cuanto a aerodinámica. En Monza habrá que llevar una resistencia aerodinámica muy baja porque es un circuito donde los monoplazas alcanzan las velocidades más altas del año. Eso significa que los coches no serán muy buenos en las curvas. Sin embargo, Monza solo tiene seis de esas curvas rápidas, así que la relación que hay entre el paso por curva y la velocidad en las rectas es diferente a la que se necesita en otros trazados.

 

De todos modos, no se trata exclusivamente de alcanzar altísimas velocidades. Los coches de F1 en Monza llegan a los 350 km/h al final de las rectad, aunque Sebastian Vettel demostró en 2011la importancia de la velocidad del coche al principio de la recta. Ganó el Gran Premio de Italia sin mucho esfuerzo, a pesar de ser el más lento en la recta de sprint.

La acción de Monza se desarrolla en tres chicanas: las variantes Rettifilo, Roggia y Ascari. Las tres frenan a los monoplazas, que llevan una velocidad de unos 300 km/h, aunque Rettifilo es la más dura de ellas. Los coches que se vayan acercando a ella, independientemente de la velocidad, tendrán que frenar hasta los 90 km/h. Las chicanas son buenas para adelantar, aunque la mejor oportunidad de acabar bien el fin de semana es poder seguir la guía de conducción a lo largo de la pista.

 

Datos del circuito

  • Vueltas a completar: 53
  • Longitud del trazado: 5,793 km
  • Distancia de carrera: 306,72 km
  • Curvas: 11 (7 a derecha y 4 a izquierda)
  • Distancia desde la salida hasta la primera curva: 380 m
  • Recta más larga: 1,120 km
  • Distancia del pit-lane: 420 m
  • Carga aerodinámica: Mínima
  • Desgaste de frenos: Alto
  • Desgaste de neumáticos: Medio
  • Agarre: Medio
  • Consumo de combustible: 1,8 kg por vuelta
  • Cambios de marcha: 46 por vuelta
  • Aceleración máxima: 74% de la vuelta
  • Compuestos: Medio (blanco) y blando (amarillo)

 

El templo de la velocidad, Monza es el prototipo de circuito rápido por excelencia. Rectas muy numerosas y largas salpicadas de chicanas hacen que lo más importante a la hora de afrontar este reto sea un coche con mucha velocidad punta y con una sobresaliente capacidad de estabilidad en frenada y tracción.

Ello obliga a disminuir al mínimo la carga aerodinámica del monoplaza para ser lo más rápido posible en las rectas, pero eso no significa que el coche no tenga que ser eficiente aerodinámicamente hablando, pues cuenta con dos curvas de alta velocidad en las que es importante aprovechar al máximo la poca carga aerodinámica de la que dispone el coche.

En la variante Ascari y en la Parabólica, el coche pasa mucho tiempo girando en apoyo y a mucha velocidad, por lo que un monoplaza que sea capaz de tener agarre sin penalizar en velocidad punta, será muy rápido en esa zona y tendrá mayor velocidad inicial en la recta principal.

 

El primer sector comienza con gran parte de la recta de meta, en la que la velocidad punta obliga al motor a trabajar al máximo durante varios segundos y, como consecuencia de ello, también exige a los frenos que detengan el monoplaza casi por completo en la llegada a la primera variante de Monza. En ella, la estabilidad en frenada es vital a la entrada, así como la tracción a la salida. Y es que todo en Monza es cuestión de extremos, sin término medio.

Tras la aceleración hacia Biassono -curvón que se hace a fondo- llega la segunda variante, ya encuadrada dentro del siguiente sector.

Esta segunda chicane es similar a la de final de recta de meta en cuanto a frenada y tracción, pero también es algo más rápida y los pianos se atacan con mayor agresividad, por lo que es fácil perder el control al pasar por ellos.

Tras una breve recta llegan las dos curvas de Lesmo, ángulos especialmente delicados a la salida, donde los pianos son muy bajos y tienden a expulsar al coche hacia la escapatoria. La primera es algo más cerrada y en la segunda es muy importante trazar correctamente a la salida para ser rápido en la larga recta de Serraglio.

El tercer sector sigue contando con el inconfundible gen de velocidad tan propio de Monza, pero añade un componente hasta el momento inexistente: la eficiencia aerodinámica. La frenada de la variante Ascari es fuerte y el coche debe ser estable, pero lo principal es trazar con precisión la entrada para mantener la línea en el interior de la curva, que es larga y rápida.

El vértice de salida es un ángulo recto, pero no se frena y se ataca el piano exterior, llegando incluso a sobrepasarlo por completo para mantener el impulso en la larga recta que desemboca en la Parabólica. En ella lo importante es el punto de aceleración y la trazada. Es rápida y muy larga, por lo que el agarre aerodinámico tiene su importancia. Tras el asfaltado de la escapatoria ha perdido algo de dificultad, pero sigue siendo uno de los momentos cumbre de la temporada.

 

ZONAS DRS

Habrá dos zonas de DRS. El punto de la primera detección estará justo antes de la curva 7 con la activación justo después de la curva 7. El segundo punto de detección estará justo antes de la curva 11. El punto de activación estará justo después de la línea de meta.

 

 

 

 

COMPUESTOS

 

La elección de neumáticos de Pirelli para el Gran Premio de Italia no tiene sorpresas. De entrada, se usarán los compuestos superblando, blando y medio. Entre los equipos, nadie opta por los medios, considerados demasiado duros -un solo juego para todos los pilotos- en un circuito como Monza con relativamente poca carga lateral. Las diferencias se centran en los dos compuestos más blandos, con todos los equipos eligiendo diez juegos de superblandos y dos de blandos a excepción de Mercedes, Force India y Haas. Estos equipos esperan quizás algo más de desgaste y tendrán a su disposición un juego más de neumáticos blandos aunque uno menos de superblandos. Ferrari y Red Bull, por lo tanto, optan por una estrategia más agresiva en cuanto a gomas.

 

 

HORARIOS

Ciudad/ País
Zona Horaria GMT
 
 
P. Libres 1

P. Libres 2

P. Libres 3
Clasificación 
Carrera
 
Costa Oeste
EE.UU.
Canadá
01:00
Sept. 01
05:00
Sept. 01
02:00
Sept. 02
05:00
Sept. 02
05:00
Sept. 03
Costa Rica
Honduras 
 Guatemala 
San Salvador 
02:00
Sept. 01
06:00
Sept. 01
03:00
Sept. 02
06:00
Sept. 02
06:00
Sept. 03
Bogotá 
Cd. de México 
Perú
Ecuador
Panamá 
03:00
Sept. 01
07:00
Sept. 01
04:00
Sept. 02
07:00
Sept. 02
07:00
Sept. 03
Caracas 
Santo Domingo 
La Paz 
Asunción 
San Juan
Costa Este 
04:00
Sept. 01
08:00
Sept. 01
05:00
Sept. 02
08:00
Sept. 02
08:00
Sept. 03
Argentina
Chile 
Brasil 
Uruguay
05:00
Sept. 01
09:00
Sept. 01
06:00
Sept. 02
09:00
Sept. 02
09:00
Sept. 03

 

CLIMA

Según los pronósticos el clima del fin de semana traerá lluvia en un clima inestable durante todo el fin de semana. El viernes será el día más húmedo de la prueba lombarda, con lluvia torrencial y temperaturas comprendidas entre los 26ºC de máxima y los 19ºC de mínima.

Sin embargo, el pronóstico es aún incierto a medida que avanza el fin de semana con lluvias intermitentes el sábado y domingo, cuando las temperaturas llegan a su punto más bajo con unas máximas de sólo 22ºC y mínimas de 14ºC acentuando la incertidumbre sobre la carrera en el Autódromo.

RACE EDIT ITALIA 2016

 

Realizado por: Gustavo M. Antonio para La Máxima.net

 

 

Comentarios cerrados.

Advert

The Formula 1 Widget
requires Adobe Flash
Player 7 or higher.
To view it, click here
to get the latest
Adobe Flash Player.

Etiquetas

Seguinos en Instagram @lamaximanet