Categorized | General, Técnica

Una de las razones por la que Ferrari bajó su rendimiento

Después de las vacaciones de verano y especialmente en las últimas dos carreras, en la Fórmula 1, los valores en la pista parecen haberse invertido drásticamente, con Mercedes claramente superando a Ferrari, como lo demuestra la brecha  de puntos tanto en la clasificación de Pilotos como de Constructores. Mirando específicamente, esto no es solo un aumento de rendimiento de Mercedes, sino también una parada repentina de Ferrari. (amén de los errores de pilotaje que colaboraron con esa merma)

La razón se encuentra principalmente en el discutido sistema de baterías para  que usa Ferrari: el único que monta dos baterías divididas, oficialmente para mejorar la distribución de peso y el embalaje, pero, según  el propio James Allison  (antiguo jefe de Ferrari y hoy militando para Mercedes), pueden generar un excedente de energía y sólo se puede usar sólo en ciertos puntos del circuito y sobre todo en línea recta.

La FIA toma cartas en el asunto inmediatamente (después del GP de Austria), equipando las baterías de Ferrari con un sensor capaz de monitorear la electricidad producida, para verificar que siempre se encuentre dentro de los límites de los 4 Megajulios por revolución y en los 120 Kw de potencia máxima.

Según algunos equipos rivales, la escudería de Maranello pudo obtener ventaja de poder,  que la llamaron “truco” de este sistema, especialmente en los tramos más controlados y, específicamente, entre 180 y 260 km/h : basta con ver el rendimiento del SF71H en los circuitos de Silverstone, Hockenheim, Budapest, Spa y Monza, oteniendo  una ventaja que oscila entre tres y cinco décimas según la forma de la pista.

Por esta razón, la FIA ha introducido un segundo sensor para medir el flujo de energía en todas las unidades de potencia de Ferrari: para tratar de entender cómo y cuándo se usó con mayor precisión la energía generada por la parte eléctrica, justo antes del GP de Singapur. Según Auto Motor und Sport, los datos de GPS que posee el equipo de Renault muestran cómo Ferrari redujo drásticamente su  rendimiento tanto en Marina Bay, especialmente en la recta (aunque esté parcialmente disfrazada por la tortuosa forma del circuito) y sobre todo en Sochi, donde, en la clasificación, el monoplaza de Ferrari no pudo con el medio segundo de distancia que obtuvo Mercedes en la vuelta rápida, una señal de que los balances de la punta han cambiado.

La falta de velocidad en la línea recta ha resultado, como consecuencia, también una falta de velocidad en las curvas: de hecho, para evitar la deficiencia de velocidad, en Ferrari han descargado las alas del SF71H para reducir la resistencia, pero esto ha significado una carga aerodinámica más baja que pesaba mucho en las secciones guiadas y en las curvas, lo que obligó a que los neumáticos fueran exigidos extremadamente: solo ver cómo la velocidad de Ferrari en Rusia era significativamente más baja que la del W09.

Por un lado, la FIA, que ajustó sus controles alrededor de Ferrari; por el otro lado, Mercedes, que después de las vacaciones de verano ha aumentado su rendimiento, especialmente logrando explotar la ventana de uso de los neumáticos traseros (a través de un nuevo sistema de suspensión trasera, nuevas cazoletas de freno y llantas de OZ), lo hicieron de modo que los valores en la pista, y el campeonato en sí,  han sufrido un cambio de “dirección” hacia fronteras alemanas.

Comentarios cerrados.

The Formula 1 Widget
requires Adobe Flash
Player 7 or higher.
To view it, click here
to get the latest
Adobe Flash Player.

Etiquetas

Seguinos en Twitter @la_maxima_net

Instagram La Máxima

Something is wrong.
Instagram token error.